Localidades de Valle de Paravachasca

Alta Gracia

Asentada en un llano, al amparo de las Sierras Chicas, la ciudad de Alta Gracia se erige como portal de acceso a las regiones más bellas de Córdoba. En sus calles exhibe un permanente crecimiento que a la vez sostiene y...

La Bolsa

Este pequeño pueblo, también llamado Villa La Bolsa, se levanta como uno más de los tantos que parecieran venerar en su paso al ancestral río Anisacate. Los orígenes de la población se remontan a la década de 1950, a...

La Paisanita

A orillas de una profunda quebrada que el río Anizacate abrió en su milenario andar entre las Sierras Chicas se levanta un pequeño grupo de casas y hoteles que conforman el sereno poblado de La Paisanita. En el...

La Rancherita

Un oratorio dedicado a la María Rosa Mística se destaca en un sector solitario del paisaje. Al caminar por La Rancherita se disfruta de las más simples sensaciones, de aquellas que se despiertan con el canto de un...

La Serranita

En uno de los tantos recodos del río Anizacate, donde la sierra pareciera abrir una puerta hacia su intimidad, donde el silencio solo se deja interrumpir por los sonidos de la naturaleza, allí es donde el encanto sedujo...

Potrero de Garay

Potrero de Garay es otra de las localidades asentadas en las costas noroeste del Lago de Los Molinos. Este pueblo, desperdigado en un amplio territorio, ha experimentado en los últimos años un notable desarrollo...

San Clemente

Al pie de las Cumbres de Achala, uno de los sectores más imponentes y bellos del cordón de las Sierras Grandes, se asienta en medio de extensos bosques de pinos este pueblo que tiene la magia de permanecer alejado de...

Villa Anisacate

En un amplio valle colmado de la típica vegetación serrana, recostado sobre las Sierras Chicas, se encuentra Anisacate, una villa con paisaje de especial belleza, elegido por quienes establecieron allí sus casas de fin...

Villa Ciudad de América

En medio de un escarpado territorio, en lo alto de lomas y sierras a donde las aguas del enorme lago de Los Molinos no pueden acceder, allí sobre la costa noreste del gran espejo se levanta esta villa que ha crecido...

Villa Los Aromos

En medio de ese destello de colores y sonidos de naturaleza que caracterizan a Paravachasca se levanta esta otra villa surgida por la iniciativa de Don Virginio Rudellat, quien en 1944 adquirió y preparó estas tierras...